El paso de barrera

Julia habría podido evitar su muerte si hubiese decidido, en algún momento de su historia, dejar de saltarse el paso de barrera a nivel. 
Lo usaba una y otra vez. “Es peligroso”. “Mañana busco otro camino”. Pero lo seguía haciendo.
También podría haber evitado su muerte un enorme forzudo sacándole de las vías instantes antes de que le arrollara el expreso del norte.
Podríamos culpar a la obsoleta estación, a la burocrática administración, a la velocidad del tren o al aleteo de una mariposa. 
Pero Julia, aquella mañana de verano, había tomado su camino de costumbre, dejando a un lado los peligros y los miedos. Decidió. Y murió.
El cuadro, “Freight Car at Truro“, de Edward Hopper.
Una canción, “Memphis train” en la versión de Tres Mil Hombres.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s