Nueve. Ven

Volvimos al lugar de donde nunca escapamos y nunca estuvimos, montados en las alas de los sueños compartidos, divididos entre dos. Deslizas tus dedos por mi hombro recuperando el sabor de lo imaginado durante tantas noches de invierno y tanta lluvia de abril. Deslizas tu carne y tu piel entre los espacios de las letras cruzadas, leídas, pensadas, entre las palabras que colocas aquí y allá, entre las sonrisas que inventaste tras las cortinas de unos ojos llorosos. Y una araña. Y un perro. Y un escorpión.

Y una liana de árbol a árbol y una burbuja a punto de estallar. Ven. Mira. Disfruta del disfraz de Drácula, del miedo que no tuviste ni tendrás, de todo lo no sucedido que reside en este cuenco, en tu vaso, en mis besos… No, en mis besos no está, pero a lo mejor sí. Porque sólo existe lo que queremos que exista. Y lo que creemos que existe. Y jugamos con los tiempos verbales, con las personas y con los modos. Imperativo. Y estallas. Y estalló. Y se fue.

Un ninot en la noche de las Fallas.

Ven. Hazme un lecho de palabras y juegos. De magia y de misterio. De distancia y de calor. Ven. Deja que te mire y que te vea y que te huela más allá del cuerpo y del humor. Jugar a amar. Jugar. Amar. Un baile encadenado que dejó fuera la precaución y la pereza. Ven. Regálame sintagmas, epítetos, complementos circunstanciales insustanciales.

Si enredar hiciera posible enredarnos.

El cuadro, “Le cirque rouge” de Marc Chagall
Una canciónThat’s what I like” de Julia Lee

** intentando desentumecer los dedos y la cabeza**

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s